Un mantenimiento real de la caldera: ahorro sostenible.

Estar al tanto del mantenimiento de la caldera nos favorece profundamente en el consumo y la durabilidad de esta.

¿Quien y cuando?

En la actualidad, la normativa del 2013, obliga al mantenimiento de las calderas de gas cada 2 años, como también la inspección de la instalación de gas cada 5 años.

No obstante se recomienda una revisión y limpieza anual por parte de un instalador autorizado, (Real Decreto 238/2013 de 5 de abril según el RITE –Reglamento de Instalaciones Térmicas de Edificios). para para lograr un funcionamiento óptimo, tanto en eficiencia energética, durabilidad, y seguridad

Así también muy importante una revisión diaria/semanal por parte del usuario de la caldera en aspectos como verificar el nivel de agua, luces indicadoras o ruidos y vibraciones que se produzcan.

Ventajas de realizar un mantenimiento adecuado

Limpieza de la caldera

Ese gran olvidado de los mantenimientos es una de las partes mas importantes en la revisión ya que el hollín que se acumula en el quemador nos requiere de un mayor consumo de gas para obtener la misma potencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.